VII edición de los Premios Castilla y León de Gastronomía

14 febrero, 2022

El pasado jueves, 7 de octubre de 2021, en la ciudad de Valladolid, se reunió el jurado formado por Rafael García, Nieves Caballero, Rafael Tobar, David Villorejo, Chelo Miñana,
David Monaguillo, Javier Cano, Fernando Franco, Fernando Lázaro, Gemma Rodríguez e Inma Cañibano, con la presidencia de Julio Valles.

Los premios de esta edición tenían que ser acorde a los tiempos vividos, por lo que, desde su convocatoria, se optó por reconocimientos que fueran más allá de los años inmediatos, en los
que nada puede ni debe ser considerado como característico.

La trayectoria y la repercusión social de su labor profesional en nuestra Comunidad y fuera de ella han tomado los papeles protagonistas y han sido determinantes en las votaciones de los
miembros del jurado, decidiéndose por mayoría lo siguiente:

Restaurante: Casa Ojeda, Burgos.

Restaurante de Cocina Tradicional: Mirasierra, Mogarraz (Salamanca).

Cocinero: Pauli Andrés, del Restaurante “Rio de la Plata” (Salamanca).

Sumillería y Servicio de Sala: Yolanda Rojo, Restaurante Pablo, León.

Bodega: Hijos de Alberto Gutiérrez, Serrada (Valladolid).

Figura singular del Vino: Antonio Sanz.

Embajador del Territorio: José Luís Prada.

Figura de Calidad: Legumbres con M.G. o I.G.P. , Garbanzos de Fuentesaúco, de Pedrosillo y
de Valseca, Lentejas de la Armuña y de Tierra de Campos, Alubia de la Bañeza-León y Judías
del Barco de Ávila.

Industria Agroalimentaria: Tabladillo, Segovia

Producto agroalimentario: El Pan de La Tahona de Sotillo, Sotillo de la Adrada (Ávila).

Mención especial al recuerdo de Doña Piedad Ibáñez y el desaparecido Restaurante Suazo.

El acto de entrega de premios rendirá homenaje a la figura de Alejandro Fernández

Casa Ojeda
Sus puertas llevan abiertas más de cien años y durante todo ese tiempo han cuidado la calidad de su cocina, la autenticidad de sus productos y los buenos recuerdos que los clientes que
pasan por sus mesas se llevan a casa. Una trayectoria anclada a un edificio singular en el corazón de Burgos y marcada por los sabores emblemáticos que identifican nuestra tierra.

Restaurante Mirasierra
En la espectacular Sierra de Francia salmantina, en Mogarraz, uno de los pueblos más bonitos de España, dos generaciones conviven elaborando la herencia de una compleja y original cocina tradicional enriquecida y mejorada con el paso del tiempo sin perder un ápice de las raíces que le dieron origen.

Pauli Andrés
Ocho décadas largas de vida y la mayor parte de ellas dedicadas a la hostelería lleva la propietaria y cocinera del Rio de la Plata. Trabajadora, enérgica, luchadora, una mujer que ha visto pasar por su restaurante figuras del arte y la cultura, del comercio y la economía o de la política; para ella todos clientes, todos buscando el carisma que sale de los fogones de su cocina.

Yolanda Rojo
La labor del servicio de sala y la sumillería es ensamblar, completar y engrandecer el trabajo que se realiza en la cocina para conseguir que la experiencia de cada cliente sea única, que disfrute, que salga un poco más feliz. Esta mujer elegante y discreta, cargada de experiencia y gusto por su profesión, no sólo lo consigue, sino que pone además de relieve el valor de lo más cercano, que es a veces lo más desconocido.

Hijos de Alberto Gutiérrez
Generación tras generación se han encargado de mantener el legado de unos vinos históricos singulares, únicos y diferenciados claramente del resto de elaboraciones vitivinícolas, un tesoro que ha conseguido atravesar tiempos difíciles y llegar a nuestros días. Sin embargo todo eso no les ha impedido seguir innovando, ampliando su gama de etiquetas mostrando la versatilidad que ofrecen variedades y vinos.

Antonio Sanz
Maestro de maestros, innovador, conocedor, mantenedor y creador de paisajes del vino, viticultor, enólogo, empresario. Bodeguero. Hombre del vino en su más amplia acepción. Nombre indispensable para escribir la historia de los vinos más allá de las fronteras de Castilla y León y seguir añadiéndole capítulos nuevos.

José Luís Prada
Lanzarse al mundo sin perder la esencia para luego traerse el mundo a casa. Crear, defender, difundir, viajar año tras año desde hace décadas llevando consigo el sabor de una tierra llena de sabores, el de un paisaje singular lleno de matices, el de un futuro que sin él no hubiera sido ni sería el mismo. Prada, un hombre a tope de inteligencia, trabajo y generosidad.

Legumbres con M.G. o I.G.P.
Garbanzos de Fuentesaúco, de Pedrosillo y de Valseca, Lentejas de la Armuña y de Tierra de Campos, Alubia de la Bañeza-León y Judías del Barco de Ávila. Todas ellas nos hablan de que
nuestra región disfruta de unas legumbres de calidad certificada que tienen nombre y apellidos, que nos dicen de dónde vienen, en que zona se producen. Suman a las virtudes nutricionales y organolépticas del producto las de contribuir a la supervivencia de la comarca que las produce.

Tabladillo
Hace más de cincuenta años Laureano María puso el germen a esta empresa de economía circular que, desde sus orígenes de venta directa a los restaurantes de Segovia, ha ido siguiendo con paso firme el camino del crecimiento y la especialización en el cochinillo de Segovia. Generación tras generación, han mejorado su crianza y producción, su imagen y su distribución hasta conseguir llegar cocinados y en su punto hasta las mesas.

La Tahona de Sotillo
Decir Panadería Viuda de Ángel Sanchidrian es decir cien años haciendo pan, conservando el sabor, la textura y el aroma de un pan de verdad, en el que una harina de calidad, el tiempo de
reposo, el trabajo y la temperatura son sus factores diferenciales. Una amplia gama de productos que ha crecido con ellos y una semilla que acaba de germinar junto a otros productores con un mismo objetivo: defender el pan de Ávila.

Fuente: Academia de Gastronomía de Castilla y León -Entidad de Derecho Público Regional.