Tu próximo sumiller podría ser una IA

3 junio, 2024

Imagínense la escena: un comensal, indeciso ante una carta de vinos tan extensa como la obra completa de Galdós, decide recurrir a la ayuda de una IA. Tras pasarle la carta de vinos y el menú degustación, la IA, con la precisión de un cirujano y la sensibilidad de un poeta ebrio, le sugerirá el maridaje perfecto para cada plato, ajustándose a un presupuesto que, esperamos, no requiera hipotecar la casa.

Pero la magia no termina ahí. La IA puede ofrecer no solo un maridaje personalizado sino también recomendar para todo el menú, con un precio máximo, esa botella única, ese elixir que transformará la comida en una experiencia casi mística, o al menos en un buen tema de conversación. «¿Sabías que este vino fue elegido por una IA?», se oirá en las mesas, dando inicio a discusiones sobre si la máquina superará al paladar humano o si estamos a un paso de dejar que algoritmos elijan nuestra ropa (spoiler: algunos ya lo hacen).

Y mientras algunos puristas se llevarán las manos a la cabeza, temerosos de que la tradición del sumiller sea reemplazada por algoritmos sin alma, no podemos ignorar la maravilla detrás de esta innovación. La IA, al fin y al cabo, no viene a reemplazar el toque humano, sino a enriquecerlo, a ofrecer posibilidades que quizás, en nuestra limitada humanidad, nunca habríamos considerado.

En este nuevo mundo gastronómico, donde la IA se convierte en nuestra aliada para descubrir maridajes inesperados, sólo queda brindar. Brindar por la tecnología que, en su incesante marcha, nos lleva a explorar nuevos horizontes culinarios. Y mientras algunos seguirán preguntándose si realmente necesitamos a la IA para disfrutar de una buena copa de vino, otros ya estarán levantando su copa, agradecidos por esta nueva forma de entender la gastronomía. Porque al final, lo importante no es quién elige el vino, sino el placer de compartirlo.

Autor: Ricardo Devis- Académico de Número de la Academia Vasca de Gastronomía.
Fuente: El Txoko de la Academia Vasca de Gastronomía – Jantour- El Correo (25 Mayo 2024)