Rioja Alavesa presenta sus propuestas de senderismo

Los próximos 19, 20 y 21 de mayo se celebra el Festival de Senderismo Puntaik Punta que reúne en Debagoiena la oferta más puntera en turismo de naturaleza.

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa muestra, por primera vez en un encuentro especializado, sus propuestas en turismo de naturaleza y, concretamente, en el campo del senderismo. Con grandes referentes como la Ruta del Vino y el Pescado (GR-38), el Camino Natural del Ebro (GR-99), el Camino de Santiago o el Camino Ignaciano, un paisaje único y un amplio trazado de caminos, el territorio se configura como un destino de primer orden para la práctica del senderismo.

Entre los próximos 19 y 21 de mayo se celebra una nueva edición de Puntaik Punta Debagoiena, que tendrá como sede principal la localidad de Bergara (Guipuzcoa). Un evento en el que se dan cita todo tipo de destinos con oferta en este campo, pero también actividades tales como recorridos guiados, talleres, salidas a la montaña, charlas, visitas guiadas y hasta un mercado de material, además de conciertos y juegos, que lo convierten en uno de los principales eventos del sector.

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa acude por primera vez a esta cita para mostrar su potencial en el ámbito del senderismo, de la mano del amplio trazado de caminos y senderos que se extienden a lo largo y ancho de sus 316 kilómetros cuadrados, que constituyen el mejor aliado para descubrir sus cautivadores recursos naturales.

Entre sus propuestas más destacadas se encuentran la conocida como Ruta del Vino y el Pescado (GR-38), en la que antaño se intercambiaban los productos de interior con los pueblos de costa. Una ruta que recorre Euskadi de sur a norte atravesando cautivadores paisajes en una senda histórica y que, en su parte alavesa, ofrece un espectacular contraste de paisajes, que van desde los robledales a las zonas boscosas y hayedos, las lagunas salobres de Carravalseca y Carralogroño y zonas de carboneras.

También el GR-99 o Camino Natural del Ebro, un largo sendero con más de 1.200 kilómetros que discurre desde el nacimiento hasta la desembocadura del río Ebro, cuenta con varias etapas en Rioja Alavesa, así como el Camino de Santiago, en una variante que utilizaron peregrinos procedentes de Europa y oriundos de la comarca, y el Camino Ignaciano. Este último recrea el trayecto que el caballero Ignacio de Loyola recorrió en 1522 desde Loyola hasta la ciudad de Manresa, desde donde pensaba llegar a Barcelona y continuar hacia Tierra Santa y que cada vez más peregrinos transitan hoy con el fin de seguir su proceso espiritual.

Además, existe una amplia red de rutas propias de la comarca, como las de las Lagunas de Laguardia y la del Dolmen de la Hechicera, en Elvillar, la ruta que une el Nacedero y el macizo de Monforte, en Kripán, la que une la Paridera del Monte y el Pinar de Dueñas, en Labraza y la que discurre entre la Ermita de Santiago y La Laguna en Navaridas.

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa ofrecerá en Bergara toda la información mapas y folletos de distintas localidades con una oferta propia, como las Rutas entre viñedos por Elciego, Rutas
verdes en Navaridas, Nordic Walking y lagares en Labastida, Senda verde de Bercijana en Yécora y Rutas con encanto en Samaniego. Propuestas que se complementan con su riqueza patrimonial, artística y gastronómica, así como por sus múltiples propuestas en el campo del enoturismo.

Además, el festival ofrece a los visitantes una nutrida agenda de actividades complementarias, que arrancan el miércoles y se extienden hasta el domingo, 21 de mayo. Entre las citas destacan recorridos de Nordic Walking, talleres de orientación y cartografía, visitas guiadas a jardines históricos, actuaciones, salidas nocturnas para observar estrellas, excursiones en piraguas o bicicletas, proyecciones o charlas, como las de consejos para ir al monte con niños.

 

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *