Feria de Santo Tomás/Santo Tomas Azoka (Donostia-San Sebastián)

Santo Tomás, 21 de diciembre. Donostia-San Sebastián-Gipuzkoa.

Santo TomasExposición de animales diversos, concurso de capones, pollos y Euskal Oiloa, frutas, hortzalizas y chistorra. Venta de difrerentes productos y artesanía. Exposición de la cerda.

Santo Tomas, abenduak 21. Donostia-San Sebastián-Gipuzkoa.
Hainbat animaliaren erakusketa, kapoien, oilaskoen, “euskal oiloen”, fruten, barazkien eta txistorraren lehiaketa. Hainbat produktuen eta eskulanaren salmenta. Txerri emearen erakusketa.

(Fuente: donostiakultura.com)
Historia de la Fiesta
A mediados del siglo XIX la mayor parte de las fincas rústicas de Guipúzcoa eran cultivadas por arrendatarios que pagaban sus rentas el día de Santo Tomás. El propietario vivía en San Sebastián. Así, el día de Santo Tomás los caseros se desplazaban a la ciudad con el dinero de las rentas y un par de capones y los propietarios, en agradecimiento, les regalaban bacalao y chocolate.

Capones 1

Los caseros aprovechaban su venida a la capital para aprovisionarse de artículos que no existían en los pueblos y para vender los mejores productos del caserío. Así, se hizo necesaria la celebración de una feria, surgiendo la de “Santo Tomás”, en la Plaza de la Constitución Donostiarra.

Cuando los municipios guipuzcoanos mejoraron su transporte, la Feria dejó de ser una necesidad. Pero el baserritarra siguió fiel a la costumbre de acudir el día de Santo Tomás a San Sebastián. Y la Feria se mantiene.

Ya desde los inicios, era típico comer chorizo frito con pan y los protagonistas de esta fiesta eran los niños, a quienes se les hacían ruidosos regalos. Sin embargo, esta tradición ha desaparecido con los años, pero se incorporaron novedades que persisten hasta ahora como son el vestirse de “Casero” , imitando los trajes que en su origen se veían en la plaza, y la colocación de puestos de txistorra en la plaza de la constitución por parte de estudiantes para pagarse el viaje de fin de estudios. Cuando la plaza se fue quedando pequeña, se fueron multiplicando los espacios festivos.

Festaren historia
XIX. mendearen erdialdean, Gipuzkoako landa-finka gehienak maizterrek lantzen zituzten, eta euren errentak Santo Tomas egunean ordaintzen zituzten. Jabea Donostian bizi zen. Horrela, Santo Tomas egunean baserritarrak hirira joaten ziren errenten diruarekin eta kapoi pare batekin. Jabeek, esker ona erakusteko, bakailaoa eta txokolatea oparitzen zieten.

Baserritarrek hiriburura egiten zuten bidaia euren herrietan ez zeuden gauzak erosteko eta baserriko produktu onenak saltzeko aprobetxatzen zuten. Hori horrela, feria bat antolatu behar izan zuten, Santo Tomasekoa sortuz Donostiako Konstituzio plazan.

Gipuzkoako udalerrietako garraioa hobetu zutenean Feria jada ez zen premiazkoa. Hala ere baserritarrak ohiturei eutsi zien eta Santo Tomas egunean Donostiara joaten jarraitzen zuen. Eta Feriak gaur arte iraun du bizirik.

Hasieratik ohikoa izan da txorizo frijitua ogiarekin jatea, eta festa honen protagonistak haurrak ziren. Eurei opari zaratatsuak egiten zizkieten. Hala ere, tradizio hori urteekin desagertu egin bada ere, gaur egun oraindik irauten duten hainbat berrikuntzak sartu zituzten, hala nola, baserritarrez janztea, jatorrian plazan ikusten ziren jantziak imitatuz. Beste ohituretako bat da ikasleek euren ikasketa amaierako bidaia ordaintzeko Konstituzio plazan txistorra-postuak jartzea. Plaza txiki geratu zenean festa hiriko beste hainbat lekutara zabaldu zen..

 

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.