Jesús Llona, Sabio Nutrólogo

In memoriam.

En Bilbao, donde nació hace ochenta y dos años, falleció, el 3 de agosto Jesús Llona Larrauri, un hombre importante en la gastronomía vasca, en el campo de la nutrición y su divulgación.

Veterinario de profesión, su vida laboral estuvo vinculada con el matadero de Bilbao, del que fue gerente hasta su jubilación, trabajo impecable que le supuso ser nombrado presidente de honor del Colegio de veterinarios de Bizkaia .

Autor de treinta y siete obras (la última de ellas “Comer contra el cancer”), mantuvo, hasta su deceso, múltiples programas radiofónicos,y dicto un sin fin de conferencias, siempre con la mira puesta en aumentar la cultura alimentaria del pueblo.

Esta intensa actividad le permitió ser miembro de la Real Academia de Medicina del País Vasco, de la Fundación española de nutrición, presidente del Label Vasco de Calidad, académico y vicepresidente de la Academia Vasca de gastronomía, entidad que lo propuso para el Premio Euskadi de Gastronomía a la Mejor Labor Periodística 2006 que le otorgó el Gobierno Vasco y que le llevó a ser repetidamente distinguido y homenajeado por entidades relacionadas con la salud y la alimentación.

Jesús Llona estuvo muy vinculado a Gipuzkoa. Colaborador habitual de “El Correo”, su firma  apareció en diversas ocasiones en este suplemento. Pero donde su presencia se hizo notoria en el Boletín de la Cofradía Vasca de Gastronomía, donde desde 1984 colaboró asiduamente, durante mas de  veinte años. Formó parte del equipo que recopiló mas de siete mil vocablos con los que en 1992 se editó el Diccionario Enciclopedia de Gastronomía Vasca. Su siempre desinteresada colaboración fue recompensada con el nombramiento como “cofrade de honor”. El mundo de la relación entre cofrades le atrajo de forma tal que, fundó, y presidió, en Bilbao la Cofradía del Chocolate.

Poseedor de una potente y entonada voz de barítono y de unos importantes conocimientos musicales (la música era su hobby) era el animador de las sobremesas de los capítulos gastronómicos. Se nos ha ido un sabio campechano, excelente gourmet y querido amigo. Descanse en paz.

Autor: Juan José Lapitz, Académico y Academia Vasca de Gastronomía

Publicado en: Saber y Sabor de “El Diario Vasco”