Tomate con Eusko Label

A la hora de lograr un producto de calidad y conseguir el óptimo punto de sabor, la recolecta del producto tiene gran importancia. Por eso, el Tomate con Eusko Label se recolecta una vez haya empezado a madura en la propia planta, no permitiéndose la recogida del tomate en verde.

Se trata de un tomate de forma asurcada y color entreverado que se recolecta entre mayo y noviembre, y que tiene un nivel mínimo de azúcares exigida por el reglamento, asegurando de este modo el sabor intenso de esto producto. En definitiva, es un tomate que mantiene las características de aroma, color y sabor del tomate de toda la vida.

El tomate se selecciona de entre los mejores, con un tamaño homogéneo y superior a 65 mm y la producción se realiza de forma cuidadosa, utilizando las prácticas de cultivo más respetuosas con el medio ambiente.

La Fundación Kalitatea controla y certifica que el tomate que llega al mercado etiquetado con el distintivo de calidad cumple con el Reglamento de calidad específico para dicho producto. Se realizan inspecciones en los caseríos, en los centros de envasado y en los puntos de venta para garantizar al consumidor que el tomate cumple el reglamento en todo momento.

Todo el tomate con Eusko Label se comercializa siempre perfectamente identificado a través de etiquetas que incorporan el sello de garantía Kalitatea de Eusko Label con el logotipo del producto. Su presentación puede ser en bandejas especiales o en unidades.