La Academia

LA ACADEMIA VASCA DE GASTRONOMIA – EUSKAL GASTRONOMIA AKADEMIA, inició su andadura al inscribirse formalmente en el Registro de Asociaciones del Gobierno Vasco, el 9 de abril de 1992, y fue declarada de Utilidad Pública (Decreto 316/1997, de 30 de Diciembre).

Se fundó como una asociación sin ánimo de lucro, para constituir el foro natural de recepción y emisión de los conocimientos en la materia de su denominación: la GASTRONOMIA.

La Academia tiene por objeto más especifico tal como rezan sus Estatutos; estudio, cultivo, investigación, divulgación, ensalce, estímulo, promoción, premio y difusión de las artes culinarias y gastronómicas vascas y otras.”

Con éste, fin la ACADEMIA organiza actos públicos y culturales, conferencias y coloquios, promoción y edición de publicaciones. La Academia Vasca de Gastronomía ha publicado: Apuntes de GASTRONOMÍAS, una revista de difusión gratuita que se edito en papel entre los años 1999-2010. La “Guía Gastronómica y Cultural del País Vasco y su Entrono” (edición papel) se edito entre los años 1992-2010. Ahora la AVDG publica en su página web una Guía Gastronómica, así como otras noticias y publicaciones de interés.

La Academia Vasca de Gastronomía es miembro de la Academia Internacional de Gastronomía desde el año 1993.

Premios

Premios Euskadi:

La Consejería de Cultura del Gobierno Vasco, instituyó en 1992 a instancias de la Academia los PREMIOS EUSKADI de Gastronomía, como reconocimiento de la tarea llevada a cabo por personas, grupos o instituciones para el enriquecimiento, recuperación y desarrollo de la gastronomía vasca como gran valor cultural. Los premios se conceden anualmente por la Consejería de Cultura, a propuesta de la Academia Vasca de Gastronomía.

Premios de la Academia:

La Academia, instituyó en 1993 sus propios Premios: “José María Busca Isusi”, “Manuel LLano Gorostiza”, así como el Premio Extraordinario, que vienen a cubrir un más amplio espectro de méritos a resaltar en la defensa y promoción de la gastronomía.

Recursos economicos:

Los Estatutos prevén el desarrollo de cuantas actividades económicas puedan y deban realizarse con el exclusivo fin de conseguir fondos para el cumplimiento de sus fines, a lo que se suman las aportaciones de los Señores/as Académicos/as para cubrir las necesidades de funcionamiento de la Asociación, aunque nunca para su propio consumo.